el-trato-con-microtiaEl Trato con Microtia

La condición de Microtia afecta muchísimo a los pacientes y a sus familias. Es muy importante tener compasión y darle confianza y esperanza para ayudarles a las familias afectadas con un bebé con microtia.

El Trato de Microtia Desde El Punto de Vista de Los Padres

Por que yo? Por que mi hijo(a)? Por que el doctor no nos dijo durante el ultrasonido/sonograma que algo iba mal? Hice algo mal? Me hubiera haber cuidado mas! Está sordo(a) mi hijo(a)? No debería haber tomado una cerveza aquel día! No debería haber fumado durante mi embarazo!

Todas esas preguntas se han hecho con cientos de padres de mis pacientes. La naturaleza humana hace que se culpen a sí mismos o a veces a otros durante el shock inicial de ver a su recién nacido sin una orejita.

Siempre he pensado que la primera consulta con los padres de un niño(a) nacido con microtia debe ser poco después del nacimiento, no durante el tiempo de cirugías reconstructivas. El primer encuentro con los padres debe consistir en entender su estado emocional y darles tiempo para superar sus emociones. Los padres buscan cualquier consuelo que puedan obtener, y también buscan respuestas a muchas de sus preguntas. Es muy importante mencionar algunos puntos durante el primer encuentro:

1. No se culpe usted mismo!
Esta es una de las primeras cosas que un padre quiere hacer. La verdadera causa de la microtia es incierta y el culparse a si mismo no logra nada para su hijo(a).

2. ¿Por qué no pudimos ver esto en el ultrasonido/sonograma? Aunque muchas anómalas anatómicas pueden identificarse en el ultrasonido/sonograma, es difícil evaluar completamente el oído externo. Además, la mayoría de los técnicos de ultrasonido y médicos se concentran en órganos tales como el corazón y los riñones, en lugar de los oídos.

3. ¿Está sordo(a) mi hijo(a)?
Aunque la posibilidad de la pérdida permanente de la capacidad auditiva del “nervio” se encuentra presente, la mayoría de los niños con microtia tienen un oído interno relativamente normal. Solo porque no existe orificio, no significa que el niño(a) sea sordo(a). Cuando no existe orificio existe pérdida de la capacidad auditiva, y cuando existe una anatomía favorable del oído medio, oído interno y nervio facial, existe una buena posibilidad de que se corrija la capacidad auditiva.

4. ¿Que debemos hacer?
Aunque tener un niño(a) nacido(a) con microtia es una experiencia traumática, es importante ver las cosas de manera positiva porque los niños con microtia son muy saludables. Desafortunadamente, hay otras condiciones y enfermedades donde los niños están mucho mas enfermos. La microtia es una condición relativamente benigna y debe ser tratada como tal. Este es un concepto difícil de aceptar cuando uno tiene un hijo(a) con microtia. Toma tiempo! Mientras no existan otras anomalías graves asociadas, estos niños viven una vida normal.

5. ¿Como debo criar a mi hijo(a) con microtia?
Créalos normalmente! De los miles de niños y niñas que he evaluado profesionalmente los últimos 20 años, se ha notado le seguido. Los niños que han cubierto sus orejas con su cabello largo tienen mayores dificultades en el trato con personas que los ven. Estos niños están conscientes que sus padres están escondiendo la orejita micrótica. Ellos tienden a tener una menor autoestima y tienen mayor dificultad para adaptarse al ambiente social. En cambio, los niños que han sido criados como cualquier otro niño normal tienen mucho menos dificultad con el ambiente social. Ellos están conscientes de la oreja micrótica y han sabido manejar la situación por si mismos. Además si esos niños entienden que sus orejas serán arregladas mas tarde, pueden adaptarse mejor.